El río que conociste
no corre y está muy triste

Ayer pasé por tu lado
me miraste distanciado
Me dijo el agua del río
con su fuerza y griterío
que amar, es un desvarío
cuando estás enamorado.

El río ya no resiste
ni el recuerdo ni el despiste

Paseo por la vereda
entre la brisa de seda
pensando en lo que me queda
después de haberte mirado.

Y fue allí, donde me viste
donde ya ni el agua existe.

El río se ha congelado
porque te miro en pasado.

© Julie Sopetrán