Nos conocimos hace tantos años que parece que fue ayer !te acuerdas!,
Cuando en aquel bar donde solíamos coincidir,
te acercaste y sonriéndome me dijiste, hola ¿que tal estas?
yo me ruboricé nuestras miradas se cruzaron,
nos sonreímos y mi corazón empezó a palpitar,
sé que a ti te pasaba lo mismo
y en ese instante supe que eras el amor de mi vida.
Éramos tan jóvenes y teníamos tantos sueños e ilusiones por cumplir..
desde ese día no hemos dejado de compartir deseos,
besos y caricias siempre cogidos de la mano,
avanzando en este mundo lleno de obstáculos que juntos hemos vencido.
Por eso amor, quiero seguir caminando a tu lado.

© Marga Rullán Cañellas