Escultura de Pauline Ohrel

Aún no sé cuando el día
transita en la mirada,
avanzo y retrocedo
aún cuando estoy parada
y aunque doy media vuelta
me deslizo en el ritmo
de abrir, cerrar la puerta
mecánica que fluye
en ademán que avanza
¡Son tantas las maneras
de imprimir movimiento
en la cesta del agua!
Por allí se va el tiempo
cual si nada pasara.

©Julie Sopetrán