Formo parte de llanto y de silencio
Risa, temeridad, dulzura,
Parto, dolores y arrebato,
Fracasos y logros
Amores, exaltados y agonías,
Soledad disfrazada de sonrisa
Desilusión, prisa, flojera,
De no indagar, y no importar,
De compromiso, de preguntar,
Renguear, correr y caminar,
Empecinada en empresas…
Ya perdidas,
De alzar mi voz ante otras…
Más altivas,
Sentirme por muchos apreciada
Y de otros saberme, aborrecida.
De pensar que mi vida es…
Un desfalco,
No obstante de riqueza poseída,
De saberme atrevida, decidida,
Cobarde, medrosa y ofendida…
Todo eso y más, soy
Mi esencia…  inquisitiva.
Mescolanza sublime de lo humano
Con muy escasos visos de divino,
Errática, cambiante, introspectiva,
Acertada, porfiada  y desmedida,
Para el bien de mi cuerpo,
Tengo Alma, que en mujer encarnó
Y me hizo humana. He sido Libre.
Nací Mujer… ¡Doy gracias a la Vida!

 
©Yolanda Arias Forteza

junio 8, 2005, 22:45 hrs.