Todo es lo que uno quiere sin más nada
querer es dar la vida en los procesos;
sentirte en el deseo abandonada
y degustar al margen, embelesos.
Y así vivir por ello, en escalada
para sentir el mundo en retrocesos;
sabiendo que ya estás enamorada
aunque gires en torno a los excesos.
Vives, mueres y gozas en la entrega
y sientes que te das en lo sentido
amar es una siembra y una siega
Y aunque el fruto no tenga colorido
no importa la cosecha, amar a ciegas
es al final la flor de lo vivido.

©Julie Sopetrán