timidez

A veces las palabras se hacen un ovillo
y no se pronuncian, por esa timidez
salen torpes entrecortadas y sin futuro..
dentro de mi se creó una tormenta
¡Pregunte a las estrellas!
¿cómo manejaban sus luces?,

Si que la timidez, entorpecía
no sabía sacarle brillo.. ¡Esa luz!,
en el honesto lugar en el que me refugio
¡Mi corazón arde!,
con ecos del ramal del olvido
¡No me dejes que se rompa esta bella armonía,
dad sosiego a mi frente!

Cúbreme con tu lluvia de tu mirada
para que florezca mi nombre de mujer
que deshoja por las noches
sobre el lacerante infinito del silencio
en la lejanía de empezar añorarte,
¡Solo le mande una carta!

Mis letras eran tan fuertes y fiables
las que hicieron sonar las campanas
el sonido hizo acercar la voz del camino
la timidez fue fundida entre los dos.
¡Ella y yo!

© Matilde Folgoso Bravo