lagrimas del alma

El tiempo sólo existe en la memoria
libro abierto o cerrado de recuerdos
corazones rojos o lágrimas trasparentes.

En esa página donde el final ya está escrito
siguen naciendo letras con tu nombre
sonrisas nuevas sobre horizontes
de tierra santa y murmullos de tiempo…

Y contemplo entre sueños, aquellos instantes
que nos hacían ser locos sobre el viento
Pegaso blanco de sentimientos
y recuerdos intactos sobre los senderos del alma.

El tiempo sólo existe en la memoria
cuando rescato imágenes perdidas
donde el olvido no hace de las suyas
o tan sólo donde el amor sigue siendo el sello
de aquellos días, de tantos días compartidos.

Y puede rodar una lágrima para acariciar mi rostro
para sentir tu presencia con latidos ansiosos
siempre buscando esa sonrisa a medias
la picardía en tus ojos.

Y no es el tiempo el que os aleja
es la vida consumida lo que nos acerca
a seguir inventando historias ciertas.

He dejado al tiempo escribir sobre mi corazón
nombres, instantes y esperanzas
he dejado en mi alma una puerta abierta
para celebrar juntos un nuevo reencuentro.

Y el tiempo se parará, quizás entre letras borrosas
por el llanto de la felicidad
en una memoria sin latidos.

Maria Luisa Blanco

Todos los derechos reservados

Imagen cogida de la red